Danistorias, un blog diferente al resto

Dani y sus historias

Los desguaces generan confianza en el actual consumidor

La afirmación que acabamos de hacer no es algo que hagamos de manera gratuita, sino después de haber leído unos cuantos artículos sobre el particular. Y hemos de admitir que ahora mismo el que tengamos a nuestra disposición un montón de páginas que nos permiten tener la posibilidad de acceder a piezas de segunda mano de calidad contrastada hace que confiemos ciegamente en el desguace.

Y es que el usuario de hoy en día, atenazado por la crisis, tiene que saber que en estos precisos momentos no queda sino confiar en que la pieza de ocasión le dará la viabilidad que el repuesto original no le brinda. Con esto no queremos que entiendas que estamos satanizando al recambio de fábrica, ni mucho menos es así la cuestión. Tenemos claro que éste es mejor porque durará más tiempo al ser nuevo, eso no lo puede negar nadie. Pero se da la circunstancia que hoy en día podemos alcanzar una calidad excelente con piezas de ocasión a un precio módico, y es precisamente esa combinación la que permite a los desguaces situarse en la cresta de la ola.

telefonosdesguacesPor eso el que tengamos a nuestra disposición un montón de números de teléfono de desguaces permite que nuestras búsquedas de piezas no se conviertan en algo infructuoso que no da resultado. El que confiemos plenamente en los recambios de ocasión es lo más lógico, sobre todo ahora que parece que la crisis, lejos de querer abandonarnos, va a seguir con nosotros por lo menos durante otros dos o tres años. Por eso todo lo que hagamos en pro de ahorrar es muy conveniente, sobre todo si no podemos prescindir de nuestro coche.

Esa es una cuestión principal y absolutamente necesaria para los miles de ciudadanos que un día, al girar la llave y encender su coche, comprueban horrorizados que el asunto no va. Nada, finito, the end, game over, le fin, caput. Es entonces cuando surgen las opciones, y nos damos cuenta de que no queda sino admitir que no podemos dejar el coche arrinconado, porque de hacerlo estaríamos perdiendo la funcionalidad de nuestro vehículo. Y eso sí que no podemos permitírnoslo, porque lo del transporte público está muy bien, pero solamente para aquellos ciudadanos que viven en núcleos de población grandes y que tienen un buen servicio. Para los demás la tercera vía, lo razonable, lo que nos dará calidad, es el repuesto de desguace. Así de claro.

Comments are currently closed.